1. Té de hierbas

Muchas personas que sufren problemas de sueño se han beneficiado de beber diferentes tipos de tés de hierbas una o dos horas antes de irse a la cama. Es un gran remedio, que cada día gana más adeptos.

Es un remedio sencillo que podemos realizar fácilmente en casa. Hay diversas hierbas relajantes para utilizar para nuestros tés caseros como lavanda, valeriana, manzanilla, pasiflora, bálsamo de limón, etc.

2. Aceites Esenciales

Durante casi 6.000 años, los aceites esenciales se han utilizado con fines terapéuticos – problemas de sueño incluidos. Muchas personas utilizan aceite de lavanda para relajarse antes de acostarse y son realmente efectivos para dormir plácidamente. El procedimiento es el siguiente: aplicar unas gotas en la sien antes de ir a la cama por la noche. Es un remedio sencillo y eficaz.

Durante los últimos años se han puesto de moda una serie de humidificadores que funcionan con aceites esenciales cuyo objetivo es humidificar el ambiente con esta serie de aromas. También ayudan a conciliar el sueño, ya que favorecen la actividad respiratoria.

3. Música relajante

La música es una potente herramienta para conciliar el sueño. Hay algunas personas que odian irse a dormir con la música, pero lo cierto es que un ambiente relajante con música suave de fondo favorece la conciliación del sueño. Es clave elegir música que invite a la relajación como el ruido del océano, música clásica, etc.

4. Temperaturas más frescas

Está demostrado que un ambiente demasiado cálido favorece la aparición del insomnio. Para evitar este contratiempo, se aconseja llevar un pijama ligero y mantener la ventana ligeramente abierta.

5 Melatonina y otros suplementos naturales

Hay varios suplementos naturales que pueden ayudar a relajar el sistema nervioso y ayudar a dormir. Los más comunes son la melatonina, que regula el ciclo sueño-vigilia, y el aminoácido l-teanina que se encuentra normalmente en los tés.

6. Yoga

Cualquier tipo de yoga mejora el sistema parasimpático y promueve la relajación, bloqueando las respuestas al estrés que causan el insomnio. Existen ciertas posturas que son especialmente útiles para dormir. Practicar el yoga por la noche es más efectivo para dormir que realizarlo por la mañana, ya que el cuerpo responde mejor al bloqueo del estrés y se encuentra más cansado que por la mañana.