Cómo dormir mejor

cómo dormir mejor

Todo el mundo, en algún momento de su vida, ha sufrido episodios de insomnio y dificultar para conciliar el sueño. En muchas casos, se suele recurrir a fármacos para poder dormir como solución al problema.

Pero, en este artículo queremos dejarte una serie de hábitos y consejos con los que podrás dormir mejor sin necesidad de consumir pastillas para dormir.

Hábitos para dormir mejor

consejos para dormir bien

El poder dormir toda la noche, sin interrupciones, es algo que pocas personas a día de hoy pueden hacer. Muchas veces, se lo impiden algunas enfermedades como el estrés o la ansiedad, y en otras, los hábitos diarios, una mala dieta, un consumo excesivo de tecnología, o los horarios laborales, impiden que podamos descansar del tirón y con comodidad.

Normalmente, el ser humano necesita de 8 horas para levantarse descansado, pero a pesar de ser una regla estándar, no todo el mundo necesitan esas horas, muchas otras necesitan de más horas de sueño. Lo que si que todos los especialistas del sueño recomiendan, es mantener unos horarios regulares cada día.

Horarios regulares

De nada sirve que hoy duermas 8 horas, si después te acuestas a las 3 de la mañana porque has estado viendo películas, esa noche duermes 4 horas, y al día siguiente duermes 10 horas.

Esos horarios no son para nada regulares, y el primer hábito que tienes que tener, es tener una regularidad a la hora de descansar.

Tiempos de descanso

Este hábito va ligado a los horarios regulares. Por norma general el cuerpo humano necesita de 6 a 8 horas para tener un descanso (edad adulta), en los niños y adolescentes, se necesitan de 7 a 9 horas de descanso cada día.

Intenta mantener una regularidad en los horas que duermes cada día. Acuéstate temprano, si tienes que levantarte temprano, de esta forma, asegurarás dormir las horas necesarias, y lo más importante, descansar y no parecer un zombie durante el día entero.

Cena sana y olvídate del alchol

Es importante, que las cenas sean lígeras y para nada pesadas. Una cena pesada o excesiva hará que tu digestión sea más lenta, y por ende, a tu cuerpo le cueste conciliar el sueño. Además, evita el consumo de alchol mínimo 2 horas antes de irte a dormir.

Lo mismo pasa con el café, evita el consumo de café antes de irte a dormir mínimo 3 horas antes. De esta manera te asegurarás un descanso sin interrupciones.

Uso de la tecnología

El uso de los aparatos electrónicos, como son los móviles, ordenadores, consolas y televisores, antes de dormir, lo que hace es impedir la secreción de la melatonina, la melatonina en altas cantidades produce sueño y ganas de dormir.

Por lo tanto, el uso de la tecnología justo antes de dormir, impedirá que se genere más melatonina, por ende, impedirá que tengamos sueño y retrasará el dormir mucho más tiempo.

Practica deporte

La práctica del deporte ayudará a que liberemos más serotonina, la serotonina es un neurotransmisor, que esta asociado con la felicidad, y que además, ayuda a la producción de la melatonina,( en el párrafo anterior os hemos comentado qué es la melatonina y cuál es su función).

Por eso mismo, practicar deporte durante el día, o mejor aún, por la tarde, y teniendo una cena ligera, ayudará a producir más hormonas que regula los ciclos del sueño.

Evita la siestas

Dependiendo de la hora a que te levantes, y la hora a la que te hayas acostado, una siesta puede ayudarte si necesitas seguir manteniendo un rendimiento alto. Siempre y cuando no sea muy larga la siesta, si no de 20 o 30 minutos, te irá y te ayudará.

Pero siestas de más tiempo es contraproducente, ya que esta impedirá que puedas conciliar el sueño de forma propicia y adecuada.

Evita los estimulantes

Es importante, que a partir de la media tarde, evitemos el consumo de estimulantes, como puede ser el café, red bull o té. La cafeína estimula el cerebro, lo activa, por ende, afecta de forma negativa a nuestro sueño.

Tomar café por las mañana nos ayudará a rendir mejor durante el día, pero es importante que evitemos su uso después de las 18h o 19h de la tarde.

cómo dormir mejor