Trastornos del sueño

trastornos del sueño

Los trastornos del sueño no están catalogadas como una enfermedad grave, pero si que indirectamente tiene consecuencias negativas en el día a día para quien padece de este mal. Entre las consecuencias negativas para el paciente tenemos el sueño diurno (tener sueño por el día), estar fatigado, falta de concentración debido al cansancio, agotamiento físico, etc.

El origen de los trastornos del sueño se desconoce aún, habría que profundizar más en el tipo de trastorno del sueño que le está afectando, entre otras patologías.

Clasificación de los trastornos del sueño

problemas para dormir

A continuación, clasificaremos todas las enfermedades del sueño en distintos puntos. Entre ellos veremos a distintos trastornos, como es el insomnio, la alteración del sueño vigilia, la narcolepsia, la apnea del sueño, hipersomnias, sonambulismo, entre otros.

Insomnio

El insomnio es lo más común que nos podemos encontrar dentro de toda la población en general. La definición del insomnio es la dificultar persistente para la conciliación o mantenimiento del sueño. Dentro de estos terminos podemos esperar dormirnos, pero despertar cada hora, volver a tener dificultad para volver a dormir, y así sucesivamente.

Para poder diagnosticar insomnio a un paciente, tiene que darse alguna de las molestias de forma diurna en el sujeto:

  • Malestar general
  • Dificultar para concentrarse, memorizar o de atención
  • Bajo rendimiento en el trabajo-estudio
  • Somnolencia

Normalmente, lo que manifiestan las personas con insomnio, es la dificultad de seguir despierto durante el día, o de poder dormir «del tiron» durante la noche. Es decir, lo que conocemos con un «no descansar», despertarnos cada dos por tres durante la noche.

Hipersomnias

La hipersomnia no es más que un trastorno del sueño referido a la necesidad excesiva de dormir por el día (con luz). También se puede entender como hipersomnia, la necesidad de seguir durmiendo por más de 10-12h. Llevando así al aumento del tiempo en el que la persona está durmiendo (total del sueño diario).

Para poder determinar si un paciente/persona padece de hipersomnia, se utiliza la escala de «Epworth Sleepines Scale«.

Dentro de los tipos de hipersomnias que alguien puede padecer, tenemos a:

  • Hipersomnia recurrente: Poco frecuente, asociado al Síndrome de Kleine-Levin.
  • Hipersomnia idiopática con sueño prolongado: Somnolencia prolongada y excesiva durante mínimo 3 meses. Durando el sueño nocturno más de 12-14h.
  • Hipersomnia idiopática sin sueño prolongado: Sueño normal de entre 6 y 10h, pero en algunos casos los pacientes refieren de dificultad para despertarse.
  • Narcolepsia con cataplejia: Excesiva somnolencia y ganas de dormir por el día.

Jetlag

Este trastorno del sueño se crea en base a un desajuste del sueño y la vigilia por un cambio de huso horario. Normalmente ocurre en los viajes largos cuando existe una gran distancia de desplazamiento, y hay un cruzo de meridianos.

Los síntomas del Jetlag son:

  • Insomnio, dificultad para conciliar el sueño
  • Somnolencia diurna
  • Limitación o dificultad para estar concentrado

Síndrome de piernas inquietas

Las personas que padecen de síndrome de piernas inquietas, tienen la imperiosa necesidad de mover las piernas con demasiada frecuencia. Esta necesidad de mover las piernas aumentan con el reposo, por lo tanto, las personas que padecen este trastorno del sueño, por las noches les dificulta conciliar el sueño.

Bruxismo

El bruxismo es el cierre y la presión involuntaria de la mandíbula de forma insconciente. Estas contracciones pueden ser intermitentes, o sostenidas en el tiempo. Normalmente, se sabe que alguien tiene bruxismo, porque su acompañante nocturno escucha rechinar los dientes de la otra persona de forma repetitiva.

El bruxismo impide que la persona que lo padece descanse con tranquilidad, teniendo de forma diurna cefaleas, cansancio, somnolencia diurna, etc.

Causas de los problemas del sueño

problemas del sueño

Después de haber hecho un repaso a los principales trastornos del sueño, a los más frecuentes, puede que te surja la pregunta de cuáles son las causas de la aparición de los problemas del sueño.

Esclarecer las causas de los trastornos no es algo sencillo, en muchos casos se necesitarán de estudios profundos del paciente, para poder decir con claridad cual es la causa, pero en la mayoría de los causas pueden venir asociados a otros tipos de enfermedades más graves.

Algunas de las enfermedades más comunes que pueden estar asociadas a la pérdida del sueño y a la conciliación son:

  • Depresión o estrés
  • Narcolepsia
  • Ansiedad
  • Trastornos psicológicos o psiquiátricos
  • Hipertiroidismo
  • Obstrucción de vías respiratorias
  • Diabetes
  • Anemia
  • Insuficiencia renal

El ver la lista de arriba, no significa que tu tengas algunos de esos problemas, lo más recomendable es que acudas a tu médico de cabecera para que te pueda derivar a un especialista si lo viese necesario.

En muchos casos la solución al no poder dormir bien se soluciona con algunas pastillas para dormir, que pueden ser sin recetas (pastillas naturales, como son las pastillas de melatonina) o con receta, como pueden ser fármacos del tipo ansiolitico, hipnótico, etc.

Consecuencias de los trastornos del sueño

Las consecuencias de padecer algún tipo de trastornos del sueño, son las de dormir mal, descansar poco, e ir somnoliento durante todo el día. Pero en muchas ocasiones van mucho más allá de poder tener un poco de sueño durante el día.

La ausencia de descanso a diario primeramente nos afectará al estado anímico, convirtiéndonos en una persona más irascible y con menos paciencia de la normal.

En cuanto a nivel fisiológico, la glucosa del cuerpo no llegará de forma eficiente al cerebro, ocasionando problemas graves de salud a la larga, como puede ser la diabetes.

Además, nuestro ritmo cardiaco, disminuirá o aumentará, incluso podremos tener problemas con la vida diaria, por ejemplo, a la hora de conducir, déficit de atención diurno, problemas para concentrarse, dando lugar a problemas graves a nivel socio-laboral.