Cómo dejar las pastillas para dormir

Un mal hábito cuando tenemos dificultades para dormir, es la ingesta de pastillas para conciliar el sueño de forma abusiva y prolongada. Es cierto que es una solución inmediata cuando tenemos un mal día y no podemos descansar, pero a pesar de eso, las pastillas para dormir generan adicción, y el dejarlas en un futuro será difícil si lo haces sin ayuda.

El primer paso para dejar los medicamentos para dormir es, nunca, hacerlo de forma brusca y de golpe. Ya que nos puede generar un efecto rebote y prolongarse el problema de conciliar el sueño por más tiempo. Por eso, en este artículo, os enseñamos cómo abandonar el consumo de fármacos para dormir sin sufrir los efectos adversos.

¿Por qué hay que dejarlas?

dejar de tomar fármacos y medicamentos para dormir

El tipo de fármaco más recetado para conciliar el sueño por parte de los médicos, son los benzodiacepinas, este grupo es el que genera más adicción, debido a que además de un efecto sedante, contiene un efecto ansiolitico y miorrelajante.

El no poder descansar bien, nos puede generar una sensación de angustia y ansiedad, y más cuando al día siguiente tenemos que madrugar para ir a trabajar, estudiar, llevar a los niños al colegio, etc.

A corto plazo, la solución de tomar pastillas para dormir puede parecer buena, incluso recomendable el uso de pastillas naturales o sin receta, de forma puntual, alguna noche. Pero cuando hablamos de hipnóticos o ansioliticos como son los del tipo benzodiacepinas y no benzodiacepinas, un consumo excesivo nos generará una adicción a estos fármacos que a la larga puede ser más perjudicial.

Algunos de los motivos por los que recomendamos abandonar el la ingesta de estos fármacos con receta, son los siguientes:

Adicción

Los fármacos y pastillas con recetas, en su mayoría, son hipnóticos y psicoactivas, por ende, estos actuarán a largo plazo en nuestro organismo, ya que como tal, es una droga lo que estamos consumiendo.

Tolerancia y dependencia

Estos fármacos generan tolerancia, esto quiere decir, que contra más consumimos a lo largo del tiempo estas pastillas para dormir, nuestro cuerpo se acostumbrará, y para que siga haciendo efecto, tendremos que aumentar la dosis diaria.

Además, generar una dependencia, esto significa, que nos acostumbramos al consumo de estos medicamentos, y psicológicamente, si no la tomamos una noche, ya pensaremos que no vamos a poder dormir.

Tiene efectos secundarios

Como cualquier medicamentos o fármaco, tienen efectos secundarios, esto no significa que a todas las personas les aparezcan los mismos efectos, esto varía dependiendo del paciente, de sus síntomas, del problema, y de su estado de salud, pero entre los efectos adversos más comunes, nos encontramos con:

  • Cansancio excesivo durante todo el día, somnolencia persistente
  • Dificultar para realizar las labores diarias comunes y básicas, debido a la somnolencia persistente.
  • Mareos y confusión durante el día
  • Nos afectará ala capacidad psicomotora
  • Ralentización de los reflejos o de la capacidad de reacción

Nos hará padecer más insomnio

A la larga, el consumo de estos fármacos para combatir el insomnio, hará que padezcamos más insomnio todavía. Todo esto debido a una cadena que entra dentro la alta tolerancia, la dependencia, y la adicción que nos generará.

dejar pastillas para dormir

 

Pasos para dejar el consumo de pastillas para el insomnio

No todas las pastillas para dormir nos generará esa dependencia y alta tolerancia, de hecho, recomendamos su consumo, pero sólo de las pastillas naturales para dormir y sin receta. O la ingesta de valeriana o manzanilla.

Pero, si lo que estás tomando son fármacos del tipo hipnótico, benzodiacepinas, antipsicóticos, antihistamínicos o antidepresivos, recomendamos que empieces poco a poco a seguir estos pasos, para evitar futuros problemas más graves.

  • Nunca dejar de golpe estas pastillas, consulta a tu médico de la decisión, y crea un plan para ir dejando poco a poco estos medicamentos. De esta forma, evitarás el temido síndrome de abstinencia.
  • Nunca te crees el plan de reducción gradual tu mismo. Siempre tendrá que decirte el médico como ir reduciendo el consumo de pastillas para dormir para que no ocasiones problemas graves en tu organismo.
  • Si la causa del insomnio, es un problema mayor, como estrés, ansiedad, etc, busca solución a esos problemas con un especialista. Muchas veces se abusa del consumo de ansiolíticos, hipnóticos o antidepresivos, como solución, en vez de tratar la causa real del problema.

Muchas veces, tratar la causa del problema es la mejor solución, antes que hincharte cada día a pastillas, por eso, el primero paso es aceptar el problema, el segundo paso es buscar solución en un especialista.